Las 45 enfermeras voluntarias atrapadas en Ecuador por el coronavirus regresan a España

  • Las enfermeras viajaron al país iberoamericano con la ONG Asociación Internacional de Sanitarios Españoles (AISE) para distribuir material sanitario y hacer educación para la salud en comunidades necesitadas y fueron abandonadas por el máximo responsable de esa organización.

  • El Consejo General de Enfermería ha colaborado en su regreso hacia distintas ciudades españolas en estrecha relación con la Federación Ecuatoriana de Enfermeras y trabaja en el retorno de profesionales atrapados en países como Perú, Haití o Nepal.

  • Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, ha condenado que “los responsables de la ONG y parte del personal diplomático español se haya desentendido de unas compañeras que han hecho una labor encomiable con la población local, pero que ahora tenemos felizmente de regreso en nuestro país para tratar a los pacientes afectados en esta crisis sin precedentes que atravesamos”.

Madrid, 23 de marzo de 2020.- Un grupo de 45 enfermeras españolas ha llegado hoy a Madrid tras sufrir un auténtico calvario para intentar regresar desde Ecuador, donde se encontraban realizando labores de cooperación. El Consejo General de Enfermería ha colaborado en esta tarea no exenta de obstáculos, pues la ONG que las llevó al país iberoamericano, especialmente su máximo responsable, se han desentendido de ellas -según relatan- en cuanto la crisis del coronavirus canceló la misión sanitaria que cumplían las enfermeras. Algunas lagunas en la atención consular se sumaron al periplo de dificultades que impedían el retorno de las compañeras. El Consejo General de Enfermería se puso a su entera disposición y ha colaborado y ofrecido medios económicos y logísticos para que las enfermeras pudieran volver a España. Movilizó también a su homólogo en el país americano para que estas enfermeras pudieran cumplir con su deseo, una vez cancelada su misión en Ecuador, de incorporarse a prestar los servicios sanitarios que en estos momentos tanto necesitamos en todas y cada una de nuestras comunidades autónomas.

“Ha sido muy duro. Fuimos a Ecuador a ayudar a comunidades locales en materia de educación para la salud, llevábamos materiales y medicamentos y enseguida irrumpió en escena la infección. Hace unos diez días empezaron a adoptar medidas drásticas de cierre de escuelas y cancelación de eventos y poco después llegó la restricción de la movilidad. Estábamos en un pueblito y nos desplazamos a Guayaquil donde se supone saldría un avión de vuelta. Era un vuelo comercial con precios abusivos. En su desesperación, una compañera llegó a pagar 1.500 euros por el pasaje. Y luego ni siquiera dejaron al avión aterrizar en esa ciudad y teníamos que ir a la capital, Quito. El Consejo General de Enfermería y muchas personas con buen corazón nos han ayudado mucho, incluso algunos trabajadores de la ONG AISE, algo que no podemos decir del personal del Consulado de Guayaquil. Pediremos responsabilidades”, explica Montse Piorno, una de las enfermeras del grupo atrapado hasta hoy en Ecuador.

Por su parte Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería, ha condenado que “los responsables de la ONG y, según nos cuentan las compañeras, parte del personal diplomático se haya desentendido de unas compañeras que han hecho una labor encomiable con la población local, pero que ahora tenemos felizmente de regreso en nuestro país para tratar a los pacientes”.

Más profesionales en el extranjero

Ante la grave pandemia contra la que luchan los sanitarios españoles, el Consejo General está realizando las gestiones necesarias, con el apoyo extraordinario de las asociaciones nacionales de enfermería, con las que mantenemos cordial relación, de cara a proporcionar los medios necesarios para conseguir el retorno de nuestros profesionales a España.

En estos días, contactan con la Organización Colegial de Enfermería, profesionales diseminados por países como Perú, Haití o incluso Nepal mostrando su firme voluntad de volver a España para incorporarse a la lucha contra el COVID-19 y se intentará dar respuesta a cada petición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *